Campaña Ropa Limpia

Códigos de conducta

Código de conducta Campaña Ropa Limpia.

Los códigos de conducta son listas de estándares de trabajo. Hoy en día, muchas empresas han puesto por escrito sus propios códigos y aseguran que éstos se cumplen en los lugares de trabajo en los que sus prendas son fabricadas. Por regla general, esto no es cierto. Sin embargo, la Campaña Ropa Limpia utiliza estos "códigos de empresa" para intentar presionar a las propias empresas para que mejoren las condiciones de sus trabajadores y trabajadoras.

En este sentido, la Campaña Ropa Limpia utiliza los códigos de conducta como instrumento de campaña. Por ejemplo, informamos a las personas consumidoras de lo que una gran firma incluye en sus códigos de conducta (salario mínimo, seguridad en el lugar de trabajo) y de la situación real (salarios por debajo del sueldo mínimo, salidas de incendios bloqueadas).

Pero el código de conducta, a pesar de ser un primer paso y un gesto de buena voluntad, es un documento que la empresa aprueba de forma unilateral y de manera voluntaria. No nace pues de la negociación colectiva y no hay una legislación u organismo internacional que obligue a disponer de este código ni a cumplirlo.

Ante los retos que plantea el sistema de comercio internacional, la Campaña Ropa Limpio ha desarrollado una seria de propuestas para las empresas que se recogen en un documento específico, Full Package Approach to Labour Codes of Conduct disponible en www.cleanclothes.org disponible en varios idiomas que describe los pasos que una compañía que quiera desarrollar una estrategia de responsabilidad creíble debería dar:
- Adoptar un código de conducta exhaustivo, creíble y transparente
- Implementar el código de conducta
- Establecer canales de participación real de las partes implicadas
- Adopción de un enfoque positivo hacia la libertad de asociación

Leyes para garantizar condiciones de trabajo dignas

La Campaña Ropa Limpia cree que el gobierno tiene un papel muy importante a la hora de asegurarse de que los estándares laborales se cumplen (en muchos países en los que se producen prendas de vestir, la legislación es óptima, pero el cumplimiento de las leyes no lo es). Por este motivo, la CRL ejerce presión de forma activa para que se establezca una legislación que fuerce a los gobiernos a convertirse en consumidores éticos. Los gobiernos (tanto a nivel nacional como a nivel local) gastan millones en uniformes por ejemplo, y la CRL cree que estos uniformes deberían fabricarse en lugares en los que se respeten los derechos de las personas trabajadoras.

La CRL reconoce que los estados se encuentran sometidos a mucha presión (por ejemplo, por parte del Banco Mundial y el FMI) para crear un clima (bajada de impuestos, limitación de los derechos de los sindicatos, bajadas salariales) que sea atractivo para los inversores extranjeros, pero esto no justifica el que ignoren sus responsabilidades para con su ciudadanía.

Códigos de conducta

Coordina:

Setem Federación

Con el apoyo de:

Unión Europea Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Año Europeo del Desarrollo
Creative Commons
Los contenidos de este sitio web son responsabilidad única de SETEM y en ningún caso se puede considerar que reflejan las opiniones de la Unión Europea.